TEST | Repostería RSS feed for this section

Tarta colibrí layer cake (De piña, plátano y coco) y dedicatoria.

Quiero dedicar esta jugosa tarta colibrí, procedente del sur de Estados Unidos a mis compañeros de clase. Personas con las que he compartido casi dos años muy gratificantes y enriquecedores. Estamos a dos semanas de terminar el ciclo formativo de G.M. de cocina en I.E.S. Almeraya. Por mi parte ¡que ganas tengo! aunque me quedan por delante tres meses de prácticas, me olvidaré de exámenes, trabajos, presentaciones, hacer fichas técnicas, etc.. y podré ocupar mi tiempo libre en unas cuantas cosas que tengo aparcadas y que tanto echo de menos.

Como es normal, algo que pasa con todas las relaciones humanas, con todos no tengo la misma relación; unos me divierten y me hacen reír a carcajadas, algunos hacen que me crispe, algo momentáneo, que se olvida con la primera sonrisa, con otros, no se porque, tengo la necesidad de protegerlos como si yo fuese su hermana mayor y todas las mañana me abrazan y me dan besos, algo que me hace muy feliz… ¡Ay! si es que podría ser madre de alguno. Algunos me hacen sentir importante y quieren que me sienta bien, otros me piropean, y hacen que se me olvide el año en el que nací y la verdad… ¿A quién no le sienta eso bien? También me he topado con gente mala, de esa que aún con mi edad pienso que no existe y me pilla desprevenida, pero eso queda relegado al baúl del olvido.

Y por suerte, he encontrado personas que hacen todo a la vez y con las que tendré una amistad de esas que dura toda la vida.

Con todo mi cariño os deseo todo el éxito posible, que encontréis el camino que os haga ser requetefelices y espero que cuando os acordéis de mí, lo hagáis con una sonrisa dibujada en la cara como a mí me pasa y me pasará.

Por desgracia no tengo una foto dando salgan todos, pero algo es algo.

Vamos con la receta de la Tarta colibrí.

Para un molde de 23 cm. ó 2 de 18 cm.

Ingredientes:

1 lata de 450 g. de piña en almíbar.

225 g. harina de repostería.

1/2 cdta. de bicarbonato.

1/4 cdta. levadura química.

1/2 cdta. canela molida.

25 g. jengibre fresco rallado.

200 g. de azúcar moreno.

50 g. coco rallado.

2 plátanos muy maduros hechos puré.

180 ml. aceite de vegetal.

40 g. mermelada de piña.

Ingredientes para glaseado de crema de queso:

100 g. mantequilla a temperatura ambiente.

300 g. azúcar lustre (superfina).

2 cdas. leche.

150 g. queso crema.

Idea de decoración:

Pensamientos y coco rallado tostado.

 

Elaboración:

Engrasar 2 moldes de 18 cm. y forrar el fondo con papel de horno. Reservar.

Precalentar el horno a 180 ºC.

Triturar la piña con la batidora y escurrirla muy bien presionando contra el colador. Reservar 60 ml. de almíbar.

Tamizar sobre un bol la harina con el bicarbonato, la levadura, la canela. Incorporar el almíbar, la piña, el coco, el jengibre, el plátano, el azúcar, los huevos ligeramente batidos y el aceite. Mezclar bien.

Repartir la mezcla en los dos moldes preparados y hornear los bizcochos 25-30 minutos. Dejar reposar 5 mitunos antes de desmoldarlos sobre una rejilla para que se enfríen completamente.

Una vez fríos igualarlos con la ayuda de una lira para que queden rectos.

Como hacer el glaseado:

Tamizar el azúcar sobre la mantequilla que estará a temperatura ambiente, añadir la leche y batir a velocidad máxima hasta que se integre (aconsejo cubrir el bol con un paño al principio, o tu cocina parecerá una calle de Londres). Cuando la mezcla esté blanca y esponjosa, añadir el queso muy frío y batir, primero a velocidad mínima aumentando la velocidad hasta que la mezcla sea lisa y cremosa.

Cuanto más se bate, mas consistencia tendrá la crema. Reservar en el frigorífico hasta el momento de utilizar.

Para el montaje de la tarta seguir el paso a paso de abajo.

Notas y sugerencias:

La piña debe estar bien escurrida, el exceso de almíbar hace que el bizcocho quede pesado.

Los plátanos han de estar muy maduros. El almidón natural de la fruta se transforma en azúcar durante la maduración, y es este azúcar natural el que contribuye a un equilibrio adecuado de los ingredientes.

Se puede enriquecer con nueces picadas y almendras tostadas.

En esta ocasión he hecho la tarta colibrí montada en dos capas y rellena, la original no es así; simplemente se hornea el bizcocho y se cubre con la crema (la mitad de la receta es suficiente).

El glaseado no se puede elaborar con queso crema light.

Conservación: La tarta colibrí se puede congelar con o sin glaseado, puede conservarse hasta 3 meses.

 

 

 

 

 

Read full story · Comments { 0 }

Red velvet bundtcake

¡Que ganas tenía de publicar un pastel de terciopelo rojo “Red velvet cake”! y cuando prepares uno entenderás  la fama que tiene este dulce. Tiene un sabor muy especial y que decir del color tan bonito…. Es sorprendente en todos los sentidos.

Lo más común es encontrarse este famoso pastel en forma de tarta con capas, relleno y cubierto con un glaseado de queso cremoso, pero ¿qué te parece como queda este Red velvet bundtcake? claro! con este color y utilizando el molde Blossom de NordicWare el éxito está asegurado. Y cuando lo pruebas…… Amor total.

 

Red velvet bundtcake

INGREDIENTES:

360 ml. leche entera.

20 ml. vinagre de vino blanco.

500 g. harina de trigo.

20 g. cacao puro en polvo.

180 g. de mantequilla a temperatura ambiente.

400 g. de azúcar blanquilla.

50 g. sirope de maíz (se puede sustituir por 50 g. más de azúcar).

3 huevos (L).

1 cdta. extracto de vainilla de Madagascar.

2 cdtas. colorante en pasta rojo (yo he utilizado Red extra de Sugarflair).

2 cdtas. bicarbonato.

2 cdtas. vinagre de vino blanco.

2 cdtas. de sal.

ELABORACIÓN:

Mezclar la leche con el vinagre para hacer buttermilk. Dejar reposar durante 15 minutos.

Tamizar la harina y el cacao. Reservar.

Precalentar el horno 180ºC calor arriba y abajo.

Engrasar el molde (yo utilizo spray desmoldante).

Con ayuda de un batidor de varillas eléctrico o un robot de cocina con este accesorio, batir la mantequilla junto con el azúcar y el sirope de maíz hasta conseguir una mezcla esponjosa y de color blanquecino.

Sin dejar de batir, añadir los huevos de 1 en 1, no incorporar el siguiente hasta que el anterior esté totalmente integrado en la mezcla. Después del último batir unos segundos más.

Incorporar la vainilla y el colorante, seguir batiendo hasta que toda la mesa tenga un color homogéneo.

Agregar la sal, el bicarbonato y el vinagre. Batir de nuevo.

Y por último añadir la mezcla de harina-cacao y la buttermilk de esta forma; 1/2 harina – 1/2 buttermilk – resto harina – resto buttermilk.

Verter la masa en el molde (yo he utilizado el modelo Blossom de NordicWare) desde un solo sitio, dejando que se vaya repartiendo ella sóla. Colocar un paño en la encimera y dejar caer el molde, dando golpecitos, varias veces para que salgan las posibles burbujas de aire que pueda tener la masa.

Hornear durante 50-60 minutos.

Dejar reposar dentro del molde 10 minutos antes de desmoldar sobre una rejilla.

 

Red velvet bundcake

NOTAS:

Con estas cantidades, me ha sobrado masa para hacer 10 minicupcakes.

Esta masa de Red velvet bundtcake, es también ideal para preparar layercakes y cupcakes.

He visto esta receta en “El blog de Mega Silvita”

Read full story · Comments { 0 }

Tartas de Mascarpone con chocolate blanco y frutas del bosque

Bueno…. ya estoy otra vez por aquí, tenía muchas ganar de publicar (después de decidir continuar con el blog). Os tengo que contar unas cuantas cosas y los cambios que han sucedido en mi vida, pero creo que eso será en el próximo post, porque tengo que estudiar y no tengo mucho tiempo -quién me lo iba a decir a mí, con 40 años y estudiando de nuevo…..- Ya lo contaré en otro momento.

¿Sabéis cual es la receta más visita del blog? hay algunas que tienen mucho éxito, pero la que se lleva la palma es el Flan de queso rápido (sin horno), esta receta cada día es buscada por cientos de personas. Está clara una cosa, queremos preparar cosas buenas, con poco trabajo, tardar poco tiempo y que gusten en casa.

Aquí va otra receta rápida, fácil y superbuena. Se trata de tartas pequeñas de queso Mascarpone con chocolate blanco y frutas del bosque. Al combinar el Mascarpone con el chocolate blanco se consigue un sabor muy delicado, lo que combina a la perfección con la poténcia y acidez de las frutas del bosque. Además quedan supervistosas.
Tartaletas de Mascarpone con chocolate blanco y frutas del bosque

 

Tiempo de preparación: 30 minutos.

Utensílios: Bol, Varillas, 4 flaneras.

INGREDIENTES:

4 Galletas redondas de mantequilla (o de las que se tengan)

70 g. chocolate blanco de buena calidad.

5 g. manteca de cacao (si se tiene chocolate blanco de cobertura no es necesario)

250 g. queso Mascarpone.

60 ml. nata (35% M.G.)

125 g. azúcar.

1 huevo.

250 g. de frutas del bosque variadas.

Opcional: Cointreau o licor de frambuesa.

PREPARACIÓN:

Precalentar el horno a 160º, calor arriba y abajo.

Engrasar las flaneras, poner dos tiras de papel vegetal en forma de cruz en cada una y disponer una galleta en el fondo.

Fundir el chocolate en el microondas con mucho cuidado. Reservar.

Colocar en un bol el queso, la nata, la mitad del azúcar y batir hasta obtener una mezcla espesa y homogénea.

Agregar el huevo, el chocolate blanco y batir de nuevo hasta que estén bien integrados.

Repartir la mezcla en las flaneras preparadas, dar unos golpecitos sobre la encimera para que salgan las burbujas y hornear durante 25 minutos.

Dejar enfriar y refrigerar como mínimo una hora antes de servir.

Para sacar las tartas de los moldes tirar de todas las tiras de papel.

Unos 10 ó 15 minutos antes de servir, poner la fruta en un bol, añadir el resto del azúcar y regar con un poco de licor si se desean para que suelten jugo.

Servir las tartas de queso con las frutas por encima.

SUGERENCIAS: Se puede preparar una tarta grande del mismo modo, haciendo una base para tartas de galletas y ampliando el tiempo de cocción.

También queda muy bien con una cobertura de mermelada de fresa o confitura de cerezas.

 

 

 

 

 

Read full story · Comments { 2 }

Quiche de calabacín almeriense y cebolleta

Desde que hice la primera vez la tarta primavera de verduras y experimentando puse a la masa quebrada queso Parmesano he probado otras mezclas. He añadido avena, semillas de amapola, hierbas  provenzales, concentrado de tomate y unas cuantas cosas más y siempre han sido gratas sorpresas.

Para esta quiche he hecho la masa con Parmesano, porque me encanta la combinación de calabacín con queso, me parece una gran pareja culinaria.

Quiche de calabacín almeriense y cebolleta II

 

INGREDIENTES:

Masa para quiche de queso.

2 calabacines grandes.

1 cda. de sal.

1 manojo de cebolletas cortadas en rodajas.

2 cucharadas de mantequilla.

3 huevos.

200 ml. de nata.

70 g. de queso Gruyére rallado.

1 manojo pequeño de cebollino picado.

Sal y pimienta blanca.

PREPARACIÓN:

Preparar la base para la quiche (aquí puedes ver la receta).

Rallar el calabacín, colocarlo en un colador con la sal y dejarlo escurrir durante 20 minutos, después lavarlo y ponerlo sobre un paño de cocina limpio y presionar ligeramente para eliminar cualquier resto de humedad. Mantenerlo seco.

Fundir la mantequilla en una sartén amplia y saltear la cebolleta hasta que esté tierna. A continuación, incorporar el calabacín y sofreír a fuego medio hasta que haya evaporado todo el líquido. Dejar enfriar ligeramente.

Poner en un bol los huevos, la nata, el queso, el cebollino, salpimentar y batir bien.

Con una cuchara, disponer el calabacín sobre la base de tarta y verter la crema encima, asegurándose de que queda bien repartida. Si se ponen decoraciones de masa por el borde, hacerlo justo antes de meter la quiché en el horno.

Hornear la tarta unos 30 minutos a 180º.

Servir caliente o fría (a mí me encanta fría).

Quiche de calabacín almeriense y cebolleta

SUGERENCIA: Poner adornos de masa en los bordes de la quiche, además que hacerla más vistosa evita que los filos queden demasiado tostados.

Read full story · Comments { 4 }

Tartaleta de higos al ron

Esta es una de esas recetas rápidas -que suelo hacer mucho por cierto- con lo primero que pillo, sin pensar mucho. Tengo un ingrediente principal con el que me apetece hacer algo nuevo (en este caso los higos franciscanos que me trajo una amiga de su pueblo) abro el armario despensero, el frigorífico y cojo unas cuantas cosas que creo que le pueden ir bien y me pongo manos a la obra. Algunas veces, el resultado no me gusta mucho, pero otras voy corriendo a escribirla en mi libreta de recetas antes de que se olvide lo que he puesto.

Esta tartaleta de higos, como pasa con el pastel rápido de hojaldre y manzana, se prepara muy rápido, la mezcla de bizcochos de soletilla le aporta un toque crujiente que me encanta y además he encontrado otra forma de comer higos, una fruta deliciosa, pero de temporada muy corta y que madura rapidísimo.

Tartaleta de higos al ron

Tiempo de preparación: 10 minutos.

Tiempo de horneado: 25-30 minutos.

 

INGREDIENTES:

10-12 bizcochos de soletilla.

50 g. de almendras fileteadas.

6 cucharadas de azúcar.

8 cucharadas de ron.

1 plancha de hojaldre.

18-20 higos.

 

PREPARACIÓN:

Precalentar el horno a 220º. Engrasar un molde redondo desmontable de 20-22 cm..

Lavar muy bien los higos, cortarles el péndulo y hacer dos cortes formando una cruz hasta la mitad del higo. Reservar.

Desmenuzar los bizcochos de soletilla y ponerlos en un bol, añadir las almendras, 4 cucharadas de azúcar, el ron y mezclar bien con las manos. Reservar.

Extender la plancha de hojaldre sobre el mismo papel que trae. Poner el molde encima y cortar alrededor y con el resto de masa hacer tiras finas y alargadas.

Colocar el circulo de masa en el molde subiendo un poco hacia las paredes, repartir los higos, esparcir encima la mezcla de bizcocho rellenando los huecos, colocar las tiras de hojaldre en forma de red y por el borde y espolvorear con el azúcar restante.

Bajar la temperatura a 180º y hornear 25-30 min. a media altura. Desmoldar sobre una rejilla.

 

 

 

 

 

Read full story · Comments { 0 }

Tortas de manteca (con Thermomix)

Hace un tiempo mi tío Antonio me contó que cuando era niño, los domingos, su padre le llevaba junto a sus hermanos a un quiosco de Almería para merendar, les pedía tortas de manteca y el camarero siempre bromeaba con ellos. Recordaba que eran muy blanditas y tenían  canela y azúcar por encima y mientras me lo contaba, ponía una carita de felicidad… ¿Y yo que hice? pues ponerme a probar recetas hasta conseguir una torta de ese tipo.

Yo también tengo recuerdos asociados a este tipo de masas y cuando las como -cosa que me encanta por cierto- me transporto a la niñez,  merendando con mis abuelos un vaso de leche con un trozo de torta de manteca, pan de aceite o de torta de chicharrones. Pero tengo que decir que también me pongo un poquito triste, me da mucha pena que ahora que se hacer todas estas cosas no puedo compartirlas con mis abuelos y mi padre.

Estaba deseando que mi tío las probara y me diera su veredicto y según el, son iguales a las tomaba cuando era pequeño. Y yo….. más feliz que una perdiz.

Tortas de manteca

INGREDIENTES:

230 de manteca de cerdo de buena calidad.

200 g. agua.

1 cdta. de sal.

50 g. de azúcar.

10 g. de levadura fresca de panadería (20 g. si no se pone masa madre).

200 g. de masa madre.

1 huevo.

500 g. de harina de fuerza.

 

PREPARACIÓN:

Poner en el vaso de la Thermomix la manteca de cerdo, el agua, la sal y el azúcar (2 min. 37º V2).

Añadir la levadura y la masa madre (10 seg. V4).

Incorporar el huevo y la harina (5 min. VEspiga).

Poner la masa en un bol ligeramente engrasado con aceite y dejar que repose durante 1 hora y 30 minutos. Pasado este tiempo, desgasificar un poco la masa y sobre una superficie enharinada hacer 12 bolas con la misma. Cubrir las bolas de masa con un paño y dejar reposar durante 15 minutos.

Precalentar el horno 180º calor arriba y abajo.

Aplastar las bolas y colocarlas en una bandeja de horno forrada de papel vegetal (yo pongo 4 por bandeja). Cubrir con un paño y dejar reposar 30 minutos.

Justo antes de meterlas en el horno espolvorear con azúcar y poner encima de cada torta 3 ó 4 trocitos muy pequeños de manteca.

Hornear durante 15-20 minutos.

Tortas de manteca - dos pasosSUGERENCIA: Este tipo de masas combinan muy bien con algunos frutos secos. Antes de hornear se le pueden poner por encima almendras laminadas, nueces troceadas, avellanas picadas, etc., y después espolvorear con azúcar y canela. Yo cuando preparo estas tortas suelo hacer varias versiones con la misma masa.

También se puede preparar una torta grande.

NOTA: La masa madre le aporta sabor y durabilidad. Yo la utilizo de la siguiente manera; la noche anterior pongo en un bote de cristal 15g. de masa madre, 30 g. de harina de fuerza, 30 g. de agua y mezclo. Por la mañana añado 100 g. de harina de fuerza y 100 g. de agua templada, mezclo y dejo la masa hasta que tiene bastantes burbujas.

Si no se utiliza masa madre, el tiempo de reposo es bastante menor.

Read full story · Comments { 2 }
Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: